Anagrama de DDM Menú
Buscar
perm_identityJose Vicente Salinas
  

¡Sí se puede!

¡Sí se puede!
El Formac Villarrubia regresó a la senda del triunfo venciendo al Getafe B por la mínima. Los de Javi Sánchez duermen terceros en la clasificación.
DDM / Fotografía: Alberto Beamud

El Formac Villarrubia tiró de orgullo, corazón y cabeza para sumar una importante victoria. Lo hizo por la mínima ante el Getafe B gracias a un penalti transformado por Toni Seoane a quince minutos del final. Fue, además, la primera victoria de esta fase por la permanencia y donde el Villarrubia había señalado esta cita como una final.

Le cuesta un mundo al equipo de Javi Sánchez crear ocasiones y marcar goles. El caso es que ante el filial del Getafe, el técnico toledano apostó por Berrocal y Dani Homet en punta para poner a Julen Colinas como picante por la banda. La presencia del vasco está siendo vital para este Formac Villarrubia y gracias a su trabajo y a su entrega, el equipo gana enteros. También tiraron de trabajo y entrega el resto de pupilos que cuajaron un partido bastante serio conscientes de lo que se jugaban. Y es que tanto echarse arriba a pecho descubierto propició varias contras de un Getafe que estuvo muy bien asentado durante todo el partido y que se mostraba muy peligroso a la contra.

Álvaro Robles fue un baluarte para el Villarrubia. Arengado por la incondicional afición blanquiazul, el canario se consagró bajo los palos para hacer un partido soberbio. En la primera del partido, un cabezazo de Relu obligó a Robles a despejar a córner cuando el balón iba directo a gol. También lo intentó Giovanni con un certero zurdazo para que el guardameta industrial volara para despejar a córner. Ídem de lo mismo hizo con el derechazo de Bravo para evitar el primero de la tarde.

Mientras tanto, al Villarrubia le costaba llegar a la meta defendida por Dos Santos. Primero fue Christian Beltrán el que lo intentó con un derechazo que terminó rozando el palo. También la tuvo Carlos García con un remate mordido y ajustado que obligó al meta visitante a sacar la mano para despejar el peligro. Incluso hubo tiempo para la polémica con un gol fantasma en la portería del Getafe y que protestó la parroquia local.

Ya en el segundo tiempo, los de Javi Sánchez coleccionaron las mejores ocasiones. Primero fue Toni Seoane el que lo intentó a balón parado, pero su centro envenenado lo despejó Dos Santos a córner. Luego la tuvo Christian Beltrán tras una buena triangulación por banda derecha, pero su testarazo, algo precipitado, se marchó lamiendo el palo. Carlos García, Iván Bueno y David Herrera también las tuvieron en sus botas, pero el partido no estaba del todo claro.

El Getafe dio un susto gordo con una contra de libro. Álex se internó por la derecha, la puso a placer y Delgado, solo bajo palos, remató forzado para enviar el balón fuera. Sin embargo, a la siguiente jugada, llegó el gol del Villarrubia. Julen Colinas se fabricó una bonita jugada personal, se internó dentro del área y fue derribado por Giovanni. El árbitro decretó la pena máxima y Toni Seoane, fiable cien por cien, hizo el primero desde los once metros.

A partir de ahí, apenas se jugó entre cambios, faltas e interrupciones y se llegó al final del partido donde el Formac Villarrubia se hizo con tres puntos de oro para seguir soñando. Con este resultado, el equipo blanquiazul dormirá tercero en la tabla a expensas de los resultados de mañana. Y como terminó cantando la afición del Villarrubia, con esta victoria ¡sí se puede!

Comentar

Comparte este artículo

Artículos Relacionadosarrow_right_alt

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  Acepto la política de privacidad


Responsable: José Vicente Salinas Monedero. Finalidad: Que puedas ralizar un comentario en el artículo. Legitimación: Consentimiento del interesado. Almacenamiento: En nuestro proveedor de servicio ubicado dentro del territorio de la UE. Derechos: En cualquier momento puedes solicitar que modifiquemos o eliminemos tus datos.