Anagrama de DDM Menú
Buscar
perm_identityJose Vicente Salinas
  

Otra goleada más

Otra goleada más.
El Viña Albali Valdepeñas sigue de dulce y asciende, aunque sólo sea momentáneamente y por haber disputado dos encuentros más, a la primera plaza de la Juvenil Autonómica.
JOSÉ LUIS MARTÍNEZ / ACP-FS VALDEPEÑAS

El más acertado cara al gol fue Luis Griñán, con un excepcional triplete, mientras que Víctor y Adrián marcaron por partida doble y Jesús y Eric completaron el 9 en el electrónico de los azulones, mientras que Alonso, en propia puerta, Flores e Ismael anotaron para los de Luis Fernando Mateos.

Aún así, el partido se puso complicado en el inicio, con un autogol de Alonso en su intento de frenar una jugada en superioridad al segundo palo, cuando se había disputado apenas minuto y medio de juego en un pabellón, el de Puerto Lápice, bastante resbaladizo para ambas escuadras. Después de ocasiones claras de Griñán, Peinado, Jesús y Albertillo, éste último con un palo al minuto 5, y un par de paradas de Bubi, llegó la igualada para los de Jaime Arroyo con un fuerte chut a la escuadra de Víctor Campillo. Este mismo jugador logró el 1-2.

Se iniciaba un minuto loco en el que el Sporting Porteño logró el empate en un segundo rechace y en el que Griñán aprovechó una pantalla de Adrián para batir al meta local por bajo. El propio Adrián y Jesús pusieron el 2-5 con el que se llegó al descanso.

En la segunda parte los adulones zozobraron en los primeros minutos, en parte porque alcanzaron las cuatro faltas en los primeros tres minutos y medio y nos rehusaban el cuerpo a cuerpo, pese a que las faltas que se cobraban eran en ocasiones bastante baratas. Quizá para frenar esa sangría de faltas y para asegurarse la posesión el Valdepeñas salió con portero jugador a falta de 13 minutos. Tras rebañar Adrián, que salió en la segunda mitad, un balón que iba a la escuadra, la “conexión moraleña” entre Villa y Eric, con gol de éste último, apaciguó el ímpetu de los locales en el minuto 33.

A continuación, en poco más de un minuto, Luis Griñán puso tierra de por medio en dos jugadas consecutivas, la segunda de las cuales con la portería vacía, dado que el Sporting Porteño alternó los últimos 5 minutos con la figura de portero jugador. Villa, empotrando prácticamente en la portería al meta local puso el noveno tanto en el electrónico, que sólo se movería a falta de dos minutos con un gol de los locales, en una jugada que partió de una posible falta a Eric.

Con la victoria en Puerto Lápice el Viña Albali completa un buen ramillete de goleadas en las que se impone con nueve o más goles en el zurrón, habiendo hecho los deberes de su partido adelantado ante el Manzanares y a la espera de lo que hagan Villarrobledo y Salesianos en el partido de la jornada en Ciudad Real.

Comentar

Comparte este artículo

Artículos Relacionadosarrow_right_alt

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  Acepto la política de privacidad


Responsable: José Vicente Salinas Monedero. Finalidad: Que puedas ralizar un comentario en el artículo. Legitimación: Consentimiento del interesado. Almacenamiento: En nuestro proveedor de servicio ubicado dentro del territorio de la UE. Derechos: En cualquier momento puedes solicitar que modifiquemos o eliminemos tus datos.