Anagrama de DDM Menú
Buscar
perm_identityJose Vicente Salinas
  

Mucho más que tres puntos

Toni Seoane hace el empate ante Melilla
El Formac Villarrubia visita el Barranco del Lobo en un partido con muchos alicientes.
DDM / Fotografía: EñeTvi

El Formac Villarrubia tiene este domingo un partido lleno de alicientes. Después del exigente inicio liguero, donde los blanquiazules se han medido a equipos como Badajoz, Extremadura, Mérida o Melilla, los de Javi Sánchez arrancan una nueva etapa con equipos de su liga. Villarrobledo, Socuéllamos y Talavera son las tres últimas jornadas para finalizar el año y esos puntos se antojan más importantes que nunca para el futuro más inmediato y en una primera fase más corta de lo habitual.

Este domingo, a partir de las 12 de la mañana y en el Barranco del Lobo, Villarrobledo y Villarrubia se ven las caras en el derbi regional de la jornada en Segunda B (dirigido por el murciano Lax Franco). El partido es importantísimo para ambos viendo las condiciones de la clasificación. Y es que el equipo roblense cierra este subgrupo con tan solo un punto, por lo que una victoria del Villarrubia le alejaría en siete puntos de un rival directo en su lucha por la salvación.

Además, una victoria de los de Javi Sánchez en el Virgen de la Caridad supondría un plus de moral y oxígeno para afrontar las dos próximas jornadas, curiosamente en el Nuevo Campo, donde los blanquiazules parecen haberse adaptado a la perfección.

Para este encuentro, Iván Gutiérrez será baja por unas molestias musculares, mientras que Dani Cabezuelo es seria duda por unas molestias físicas.

 

El partido más importante

“Para mí puede ser perfectamente el partido más importante de la temporada. Ese partido nos va a situar. Si ganamos nos iremos a siete puntos del Villarrobledo y lo dejaremos muy tocado, lograríamos una posición muy buena y con dos partidos seguidos en casa por delante. Por eso, la temporada puede ser más bonita. Ellos son un rival directo que atraviesa por un momento complicado”, explicaba Javi Sánchez en la previa del encuentro.

No obstante, advertía que Villarrobledo siempre es un campo complicado y nunca se nos ha dado bien. Cada partido es un mundo y veremos un equipo distinto al que vimos en pretemporada y en un contexto totalmente diferente”. Por eso, insistía, “será un partido distinto al de este verano. Ahora nos jugamos las habichuelas y mostraremos nuestras cartas”.

En definitiva, el toledano esperaba “un partido muy igualado, con mucho respeto. Ellos quieren ganar, pero no quieren cometer errores. La ansiedad y la necesidad la tienen ellos. El que cometa un error, lo pagará”.

Comentar

Comparte este artículo

Artículos Relacionadosarrow_right_alt

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  Acepto la política de privacidad


Responsable: José Vicente Salinas Monedero. Finalidad: Que puedas ralizar un comentario en el artículo. Legitimación: Consentimiento del interesado. Almacenamiento: En nuestro proveedor de servicio ubicado dentro del territorio de la UE. Derechos: En cualquier momento puedes solicitar que modifiquemos o eliminemos tus datos.