Anagrama de DDM Menú
Buscar
perm_identityJose Vicente Salinas
  

La Solana se agarra a la fe de Kiko Vilches

La Solana se agarra a la fe de Kiko Vilches
El cuadro amarillo se impuso por 2-1 al Azuqueca y mantiene vivas las opciones de permanecer en Tercera División.
Aurelio Maroto / Fotografía: LA GACETA

El CF La Solana vive un torbellino de emociones. La victoria de ayer frente al Azuqueca (2-1) fue un bálsamo no exento de turbación, sobre todo tras el penalti postrero que permitió a los azudenses acortar distancias. Los últimos minutos no fueron aptos para cardiacos. En realidad, fue una alegría con demasiadas sombras. Por un lado, no aclara el futuro del equipo en la categoría, que sigue harto complicada. Por otro, el club está en vilo por Juli. El bravo central solanero cayó fulminado mediada la segunda parte tras quedar clava sobre la hierba su rodilla derecha. Fue evacuado al hospital y a estas horas todavía se ignora el alcance de la lesión, aunque no pinta bien.

A la espera de noticias más concretas, y con la seguridad de que el mariscal de la defensa amarilla ha dicho adiós a la liga, hay alguien que apela al optimismo más que nadie. Se llama Kiko Vilches. El técnico toledano exhibe esperanza por toneladas. “Diréis que lo digo por animar a la gente, pero es que estoy convencidísimo de que nos salvamos”.

¿En qué se basa? Naturalmente, en la cuenta de la vieja, que pasa por ganar los tres partidos que restan y esperar un par de carambolas ajenas. Para Vilches, es factible. Ahora, el enemigo a cazar ya no sería el Conquense, sino el Almansa. “La semana que viene hay un Conquense-Ibañés y el Almansa juega en Illescas, que aún no está salvado; si nosotros ganamos en Las Pedroñeras estaremos a 2 puntos de la salvación y quedarían 6 por jugar”. Además, Almansa e Ibañés todavía tienen que jugar contra el Azuqueca. Lo dicho, la cuenta de la vieja. Eso sí, admite que hace falta un puntito –o un puntazo- de suerte, esa que este domingo se tuvo en momentos clave del partido.

La Solana está cuajando una segunda fase bastante decente, con 11 puntos en 7 partidos. Números que serían suficientes de no ser por el retraso con que los amarillos arrancaron este play-out definitivo. He ahí el lastre. Kiko Vilches se queda con La Solana de ahora, la que compite de igual a igual con todos, la que mereció ganar de largo al Conquense y ganó ayer al líder… Pero el equipo lleva mucho caminando sobre el filo de la navaja y lo normal es clavártela. Toca esperar, y rezar, porque ‘torres más altas han caído’. Desde luego, la fe del míster es admirable y sirve de alimento ante tal hambruna de puntos.

Comentar

Comparte este artículo

Artículos Relacionadosarrow_right_alt

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  Acepto la política de privacidad


Responsable: José Vicente Salinas Monedero. Finalidad: Que puedas ralizar un comentario en el artículo. Legitimación: Consentimiento del interesado. Almacenamiento: En nuestro proveedor de servicio ubicado dentro del territorio de la UE. Derechos: En cualquier momento puedes solicitar que modifiquemos o eliminemos tus datos.