Anagrama de DDM Menú
Buscar
perm_identityJose Vicente Salinas

La Schutzstaffel, élite del movimiento nazi (Parte III)

Pelotón de fusilamiento de las SS ante un condenado a muerte.
Con el inicio de la Segunda Guerra Mundial, las SS entraban en combate el 1 de septiembre de 1939 en Polonia. El cuerpo de combate Waffen-SS, gozó de la oportunidad de demostrar su valía en batalla junto a la Wehrmacht, los cuales les consideraban «una banda de rufianes indisciplinados». Los miembros de las SS y las Waffen, fueron responsables de la extrema crueldad vivida en el frente, fieles a su convencimiento de superioridad y fanatismo.
J. V. SALINAS

Primer contacto en combate

Cuando Alemania invadió Polonia el 1 de septiembre de 1939, los miembros del grupo de combate de las Waffen-SS tuvieron la primera oportunidad de fuego real y de demostrar su destreza, inculcada bajo la mano de Steiner, de que valían tanto como los otros soldados del Ejército Nacional. Steiner, comandante del Regimiento SS Standarte Deutschland, se le asignó la tarea de romper las líneas defensivas en el este de Prusia. El plan de invasión alemán en Polonia fue el escenario principal de la puesta en práctica de la Blitzkrieg (Guerra Relampago), donde aplastaron las defensas enemigas en cuestión de poco tiempo. Las Waffen-SS lucharon con gran valentía y estupor, recibiendo un número considerable de bajas en sus filas, compuestas por 3 divisiones ante las 136 de la Wehrmacht. En marzo del 40, las Waffen contaba con una división más: la compañía Leibstandarte Adolf Hitler, unidad sucesora del cuerpo de guardaespaldas del Führer. Junto a ella, formaban las Divisiones Verfügungs, SS Totenkopf y la SS Polizei. Estás dos últimas poseían la fama de ser unidades con una crueldad tremenda y responsables de muchos de los crímenes de guerra que ostenta las SS.

Primeras masacres

El Ejército Nacional Alemán, la Wehrmacht, pensaba que las SS era un grupo de rufianes indisciplinados, algo que se confirmo pronto. Las SS luchaban con un fanatismo soberbio y un convencimiento de superioridad enorme, haciéndolos indiferentes al resto en el campo de batalla. Durante las invasiones a Polonia, Bélgica y Países Bajos, llevaron a cabo una serie de ataques con extrema crueldad sobre la comunidad judía. Aunque en teoría, el cuerpo de las SS estaba subordinado a la Wehrmacht, el propio Himmler insistió en que los soldados de las SS eran juzgados por las propias SS, provocando castigos o sanciones leves entre los que cometían crímenes de guerra sobre la población civil, algo que en la Wehrmacht no cayó demasiado bien, culpándolos de no respetar los códigos militares y honores como soldados de Alemania.

Soldado británico ejecutado por las SS.
Soldado británico ejecutado por las SS.

En septiembre del 39, durante la invasión polaca, un soldado de las Waffen-SS metió a 50 judíos en una sinagoga, acribillándolos en masa. Fue sometido a juicio en un consejo de guerra y absuelto, porque su alegación decía que había actuado «irritado por muchas de las atrocidades cometidas en ese país por los judíos sobre Alemania y contra los alemanes». El 26 de mayo de 1940, en Le Paridis, un pequeño regimiento británico de la Real de Norfolk, impidió que la división Totenkopf cruzara el rio Lawe. 17 muertos y 52 heridos fueron las bajas ante un grupo menor a los cien hombres, algo que resulto intolerable en las filas de las SS. Tras la rendición de los ingleses, se procedió a una orden de ejecución, llegando a matar a más de una veintena de soldados desarmados y bajo rendición. Las atrocidades de las SS en el oeste eran sólo el principio de las mayores atrocidades que cometerían en el este.

Comentar

Comparte este artículo

Artículos Relacionadosarrow_right_alt

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  Acepto la política de privacidad


Responsable: José Vicente Salinas Monedero. Finalidad: Que puedas ralizar un comentario en el artículo. Legitimación: Consentimiento del interesado. Almacenamiento: En nuestro proveedor de servicio ubicado dentro del territorio de la UE. Derechos: En cualquier momento puedes solicitar que modifiquemos o eliminemos tus datos.