Anagrama de DDM Menú
Buscar
perm_identityJose Vicente Salinas

La Schutzstaffel, élite del movimiento nazi (Parte II)

Soldados de las SS formando.
Las SS, con las Camisas Pardas (SA) fuera de juego, se convirtieron en la principal unidad de élite de Hitler. Su auge comenzó en los años treinta, dando lugar a la creación de la Waffen-SS, un cuerpo de combate joven que luchó junto a la Wehrmacht en la Segunda Guerra Mundial. Sus entrenamientos eran extenuantes y severos, bajo el mando del general Felix Steiner.
J. V. SALINAS

Con la entrada de los años treinta y las SA disueltas por el Führer, las SS se convertían en un cuerpo independiente con una enorme burocracia y, al final de la década, en un negocio que se aprovechaba del trabajo de los esclavos en los campos de concentración. Heinrich Himmler, mano derecha de Hitler y mandamás en las SS, creo un mundo que se integraba en la historia del partido nazi y nutría una ideología independiente basada en las teorías radicales, misticismo medieval y mitología nórdica (vikinga). En 1936, su poder se extendió a la policía alemana, que junto con las SS, luchaba contra los enemigos internos del país, mientras las Wehrmacht defendía las fronteras. Hitler, hasta el momento, no tenía una opinión muy definida sobre la Waffen-SS, aunque si le otorgaba gran peso al servicio militar «el pueblo alemán ha adquirido una mentalidad guerrera, hasta el punto de que el oficial de policia gordinflón y jovial de la época de Weimar, no será ya capaz de ejercer su autoridad. Por eso es necesario que las SS y la Gestapo hagan un sacrificio de sangre igual que el resto de las fuerzas armadas».

«El sudor ahorra sangre»

Las Waffen-SS junto a la Wehrmacht, lucharon en la Segunda Guerra Mundial con diferentes grupos sociales: el ejercito atraía a jóvenes urbanos y bien instruidos, los de las SS provenían de zonas rurales y con escaso nivel educativo. Esto les hacía más susceptibles a los entrenamientos, pero también les permitía soportar mejor las privaciones en el frente, suponiendo una gran ventaja. En julio del 35, con el fin de organizar las divisiones de las SS, se estableció la Oficina Central de Seguridad del Reich -SS-RSHA-, que contaba con la supervisión responsable de los soldados entrenados al más alto nivel. Culpa de ello era el lema «El sudor ahorra sangre», su instructor, Felix Steiner.

Steiner, que diez años más tarde desobedeció las ordenes directas de Hitler en la defensa de Berlín, estaba convencido de poder crear soldados de élite con un programa de entrenamiento que, en lugar de seguir las normas, se favoreciera la responsabilidad individual de la persona y la cooperación en grupo. Felix se guiaba por la experiencia vivida en la Primera Guerra Mundial, al ver pequeños grupos de batalla (soldados de élite entrenados para el combate) llevar a cabo ataques sorpresa en las trincheras enemigas, desatando el pánico y el miedo sobre el enemigo. Para ello busco hombres con buen físico, carácter firme y buen uso con las armas.

Cadetes de las SS saludan a Heinrich Himmler tras una demostración de fuerza.
Cadetes de las SS saludan a Heinrich Himmler tras una demostración de fuerza.

Los entrenamientos comenzaban a las 6 de la mañana y se prolongaban hasta pasadas las 8 de la tarde. Los cadetes corrían 3 km en menos de veinte minutos cargados con todo el equipo. Tres veces a la semana había clases de ideología, donde se estudiaba ‘Mein Kampf’, el libro sagrado de Adolft Hitler, suspendiendo una media de 1 de cada 3 alumnos esta asignatura. El éxito disciplinario de Steiner fue tan cautivador que acabaron extendiendo su método al resto de las Waffen-SS.

Comentar

Comparte este artículo

Artículos Relacionadosarrow_right_alt

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  Acepto la política de privacidad


Responsable: José Vicente Salinas Monedero. Finalidad: Que puedas ralizar un comentario en el artículo. Legitimación: Consentimiento del interesado. Almacenamiento: En nuestro proveedor de servicio ubicado dentro del territorio de la UE. Derechos: En cualquier momento puedes solicitar que modifiquemos o eliminemos tus datos.