Anagrama de DDM Menú
Buscar
perm_identityJose Vicente Salinas

La gran mentira de Robert Capa

'El miliciano muerto'.
Ernö Friedman, más conocido por Robert Capa, el corresponsal de guerra con más fama de la historia, lleva años envuelto en una trama de montajes y mentiras sobre sus fotografías, aquellas que plasmaron la cruda realidad de lo que supone un conflicto bélico. «El miliciano muerto» de la Guerra Civil española, es el detonante del destape de uno de los personajes más icónicos dentro del periodismo y la fotografía.
J. V. SALINAS

Robert Capa o más bien, Enrö Friedman, húngaro de nacimiento (22 de octubre de 1913, Budapets), era el mayor fotoperiodista bélico de la historia. Sus fotografías han marcado un pulso en la historia visual del ser humano. La Guerra Civil Española, Normandía y Vietnam han sido los lugares con mayor relevancia donde el fotógrafo estuvo cubriendo el conflicto a tumba abierta, como si de un soldado cualquiera se tratará, pero armado con una Contax y varios carretes como munición.

Fotografía tomada por Robert Capa en Normandía.
Fotografía tomada por Robert Capa en Normandía.

Pero esta asombrosa historia esconde su lado oscuro y es que, desde hace más de una década, esta en entredicho la verificación auténtica de muchas de sus obras, sobre todo, la más reconocida entre sus trabajos, «El miliciano muerto» de la contienda civil española. Capa tomó la instantánea de un miliciano que acababa de ser abatido en el cordobés Cerro Muriano, el 5 de septiembre de 1936. Durante casi seis décadas, el héroe republicano fue un desconocido, pero en 1995, un historiador de Alcoy creyó identificar en aquel miliciano al alcoyano Federico Borrell García.

‘La sombra del iceberg’, dirigido por Hugo Doménech y Raúl Riebenbauer, es un documental rodado en dos años donde demuestra, a través de testimonios y de documentos, que el célebre miliciano fotografiado por Capa no era Borrell y que vuelve a ser un soldado anónimo.

Y es que tras varios estudios de investigación, editores gráficos, forenses y crónicas de la época, afirman que ese no era Federico Borrell. La prueba más aplastante la tiene una necrológica de la revista anarquista ‘Ruta Confederal’, a finales del 1937, donde un amigo de Borrell comentó las circunstancias de la muerte de Federico en Córdoba «Le veo tendido detrás del árbol que le servía de parapeto. Aún después de muerto empuñaba su fusil».

Las declaraciones revisadas reafirmaban que, la conocida foto de Capa se podía tratar de un montaje realizado por aquel entonces y jovencísimo fotógrafo que buscaba realmente dar un salto hacía la fama y que, a día de hoy, pone en entredicho un gran legado plasmado en imágenes que abrieron los ojos al mundo de la cruda realidad.

Robert-Capa_Paris.
Robert Capa en París.
Comentar

Comparte este artículo

Artículos Relacionadosarrow_right_alt

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  Acepto la política de privacidad


Responsable: José Vicente Salinas Monedero. Finalidad: Que puedas ralizar un comentario en el artículo. Legitimación: Consentimiento del interesado. Almacenamiento: En nuestro proveedor de servicio ubicado dentro del territorio de la UE. Derechos: En cualquier momento puedes solicitar que modifiquemos o eliminemos tus datos.