Anagrama de DDM Menú
Buscar
perm_identityJose Vicente Salinas

El inicio de la conquista de Hispania

El inicio de la conquista de Hispania
DANIEL CUADRADO MORALES

Roma desembarca en Hispania.

Nos encontramos en el año 218 a.C. Este es un año clave en la historia de la Península Ibérica. Es el año en el que un ejército romano desembarca en Ampurias al mando de Publio Cornelio Escipión. Tras este episodio los romanos no abandonarían ya Hispania hasta el siglo V d.C, casi seiscientos cincuenta años después. El desembarco de Roma en Ampurias significaba, aunque ni ella misma lo supiera, el inicio de la conquista romana de Hispania.

Antecedentes

Iberia (nombre por el cual los griegos conocían a la Península antes de la llegada de los romanos) ha estado poblada desde tiempos remotos, acogiendo en sus tierras una variada diversidad cultural, llegando a coexistir con la población autóctona pueblos como los fenicios y los cartagineses. Estos últimos se erigieron en la primera potencia marítima del Mediterráneo, levantando un imperio comercial que les llevó a un choque inevitable con la otra potencia emergente: Roma.

Roma, tras vencer a los pueblos itálicos y superar la invasión del rey Pirro, ambicionaba expandirse más allá de Italia, topándose en sus planes con Cartago, que hasta ese momento había sido su aliada. El conflicto era inevitable. Los romanos eran la potencia terrestre y los cartagineses, expertos marinos. Aquella guerra fue larga y muy sangrienta para ambos estados, pero, tras superar serios problemas en el mar, Roma se hizo con el triunfo en el año 241 a.C. Cartago perdió la estratégica Sicilia, y más tarde Córcega y Cerdeña. Fue un golpe muy duro del que tardarían años en recuperarse.
Los cartagineses encontraron la solución en Iberia, en sus inmensas riquezas agrícolas y sobre todo mineras. Ya tenían algunos asentamientos en el territorio pero para llevar a cabo su plan sería necesaria la conquista efectiva de la región mediante el empleo de fuerzas de ocupación.

 

Fue Amílcar Barca, el padre del gran general Aníbal, el que inició este proceso, y durante una emboscada resultó muerto, sucediéndole en el mando del ejército su yerno, Asdrúbal, quien, entre otras cosas, fundó Qart Hadasht (la actual Cartagena).
La expansión cartaginesa preocupó a Roma, quienes enviaron una delegación para firmar un acuerdo mediante el cual Cartago no podría extender su imperio al norte del Ebro, y los romanos no avanzarían más al sur. Poco tiempo después, Asdrúbal fallecía, aparentemente asesinado por un esclavo en su palacio de Qart Hadasht. Las tropas eligieron entonces a Aníbal, como comandante en jefe. Aníbal, a sus veinticinco años, era un hombre de acción y rápidamente conquistó y derrotó a las tribus del valle del Tajo y tomó muchas ciudades importantes, como Helmantiké (Salamanca). Sin embargo, el objetivo de Aníbal era mucho más ambicioso: el general cartaginés, soñaba con derrotar a los romanos en suelo italiano.

El plan de Aníbal era muy audaz y requería de una gran planificación. Su primer paso fue dirigir a sus tropas a Sagunto, ciudad situada al sur del Ebro, pero aliada de los romanos. La cuestión de Sagunto es controvertida, ya que el asedio duró nada menos que ocho meses, en los que el mismo Aníbal fue herido. En ese tiempo Roma podría haber enviado ayuda, tal como los saguntinos pidieron, pero no fue hasta el momento en que la ciudad cayó, que el Senado romano declaró la guerra abierta a Cartago. Esto demuestra que tanto romanos como cartagineses, deseaban que el conflicto se desatase. Ambos se habían preparado bien.

Comentar

Comparte este artículo

Artículos Relacionadosarrow_right_alt

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  Acepto la política de privacidad


Responsable: José Vicente Salinas Monedero. Finalidad: Que puedas ralizar un comentario en el artículo. Legitimación: Consentimiento del interesado. Almacenamiento: En nuestro proveedor de servicio ubicado dentro del territorio de la UE. Derechos: En cualquier momento puedes solicitar que modifiquemos o eliminemos tus datos.