Anagrama de DDM Menú
Buscar
perm_identityJose Vicente Salinas
  

El horror de Westerplatte

Fotografía tomada de Westerplatte tras el asedio alemán.
Westerplatte, estación portuaria situada al norte de Polonia, en la ciudad de Gdansk, fue la primera batalla de la II Guerra Mundial. Hitler no hizo una selección aleatoria en el plan de invasión y mucho menos el que irrumpiera en el país polaco. Su conquista era de vital importancia, pues era una de las pocas salidas al mar con las que contaba Polonia y su capitulación significaba la imposibilidad del enemigo de responder por mar a los ataques alemanes. La contienda dio comienzo la madrugada del 1 de septiembre de 1939, dando por inaugurada lo que sería hasta hoy, el mayor conflicto bélico de la historia.
RAMÓN MORENO

Adolf Hitler ya había dado a conocer diversos planes de anexión por la zona centro-este de Europa, ya que meses antes invadió Checoslovaquia, Bohemia y Moravia sin realizar ninguna baja militar o civil. Pero muchos sabían que eso no seria realmente así. El dictador alemán tenia entre sus ojos a la población de Polonia, en gran parte judíos, declarados enemigos del III Reich alemán y los causantes los problemas económicos que sufría la madre patria. Pronto dejarían de ser un estorbo para el régimen nazi.

Eran pasadas las cuatro de la madrugada del 1 de septiembre de 1939. El acorazado alemán de la Kriegsmarineel SMS Schleswig-Holstein, era el encargado de asediar Westerplatte cubriendo las avanzadillas de la Wehrmacht y la Waffen SSLos alemanes desplegaron un total de 1.800 efectivos de infantería entre soldados de las SS y de la hueste marina, contando entre ellos con un amplio número de zapadores de élite. Polonia por su parte, se vio en la obligación de ampliar sus fuerzas de defensa en 210 hombres, acompañados de un cañón de 75mm, dos piezas antitanque, varias ametralladoras y morteros, recubriendo el perímetro defensivo con alambre de espino, para así no verse cercados por la superioridad del enemigo.

Los disparos y proyectiles alemanes empezaron a salir por las ventanas de los edificios de la ciudad de Danzing (Gdansk) a las 04:48 horas de la madrugada. El primer asalto de los alemanes daba comienzo. Un batallón de reconocimiento es repelido con fuego de mortero tras la ignorancia de la ampliación de efectivos polacos, destruyendo un nido de ametralladoras MG-42 con el cañón del 75, llegando a causar un total de 82 bajas germanas y produciéndose la retirada de los soldados alemanes en su primer intento. En el segundo asalto, y tras los resultados obtenidos del primer día, el SMS Schleswig-Holstein asedio con fuego de artillería las defensas polacas, llegando a disparar más de un millar de proyectiles de diferentes calibres. Terminado el fuego de cobertura, la Luftwaffe se dispuso a dar varias pasadas bombardeando el centro defensivo polaco, dejando malherida las líneas de resistencia, acabando con morteros, ametralladoras, el cañón de 75mm y multitud de bajas.

Acorazado SMS Schleswig-Holstein
Acorazado SMS Schleswig-Holstein.

Hitler veía como en el segundo día de batalla ya lograba su primera victoria. Las guarniciones polacas poco pudieron hacer ante el abrumador asedio de la Alemania nazi por mar y aire, continuándose hasta el 7 de septiembre. A las 09:45 horas, un pequeño grupo de resistencia a cargo del comandante Sucharski, capituló y dio por perdida la ciudad de Danzing y el puerto de Westerplatte. El 90 por ciento de su población fue arrasada, mientras los alemanas contabilizaron sus bajas en alrededor de 300 soldados. Hitler, entusiasmado, se hizo con el control de Polonia 29 días después.

Comentar

Comparte este artículo

Artículos Relacionadosarrow_right_alt

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  Acepto la política de privacidad


Responsable: José Vicente Salinas Monedero. Finalidad: Que puedas ralizar un comentario en el artículo. Legitimación: Consentimiento del interesado. Almacenamiento: En nuestro proveedor de servicio ubicado dentro del territorio de la UE. Derechos: En cualquier momento puedes solicitar que modifiquemos o eliminemos tus datos.