El Consistorio ha decido no abrir la instalación municipal como medida de seguridad y protección ante el COVID-19.
DDM

Almagro no abrirá este verano su piscina municipal. El Ayuntamiento ha tomado esta difícil decisión tras valorar la complejidad de cumplir con la normativa establecida por el Ministerio de Sanidad en relación con las medidas de higiene y prevención aplicables a las piscinas recreativas.

El alcalde accidental, Jesús Santacruz, ha explicado que en el contexto originado por la COVID-19, el Ministerio de Sanidad, en virtud de la Orden SND/414/2020, de 16 de mayo, en sus artículos 44 sobre reapertura al público de las piscinas recreativas y 45 de medidas de higiene y prevención aplicables a las piscinas recreativas, permite la reapertura de las piscinas para uso recreativo estableciendo una serie de recomendaciones y de limitaciones para garantizar la salud pública en este tipo de instalaciones, y minimizar el riesgo que representa esta enfermedad para los usuarios.

“Tras valorar la complejidad que supone cumplir con todas esas recomendaciones y limitaciones para asegurar la total protección de los usuarios, hemos tomado la difícil y dolorosa decisión de no abrir la piscina municipal en la presente temporada veraniega 2020”, ha dicho.

En esta línea, ha pedido la comprensión de los vecinos y vecinas de Almagro, “tomada desde la responsabilidad, ante esta situación tan complicada que estamos viviendo y que, aunque poco a poco vamos controlando, nos va a obligar a sacrificar ciertas actividades de diversos ámbitos para no poner en peligro la salud”.