Anagrama de DDM Menú
Buscar
perm_identityJose Vicente Salinas
  

El ascenso tiene que esperar

El ascenso tiene que esperar
El Calvo Sotelo rozó el ascenso durante prácticamente toda la jornada y finalmente se queda en puertas tras el empate en el descuento de los toledanos. Se adelantó el cuadro minero por medio de Juanfri a los tres minutos. El primer empate llegaría en el 81′ tras gol en propia puerta de Ernesto. A tres minutos del final, Ribalta volvía a poner por delante a los visitantes y ya en el descuento, un polémico penalti sirvió a Rubén Moreno para firmar las definitivas tablas.
DDM / Fotografía: Santos Jiménez

El tempranero gol de Juanfri puso las cosas de cara para los azules que controlaron el juego y fueron superiores a su rival en buena parte del encuentro. Se mostró como un equipo solidario y con personalidad, tocando el balón y cuando lo perdía, presionando a su rival con un gran derroche físico. El Toledo intentó el empate por medio de Rubén Moreno, pero su lanzamiento se marchó alto. Prácticamente no pasó apuros el conjunto azulillo, que dispuso de dos buenas ocasiones antes del descanso, pero ni Valdivia, que no acertó a rematar desde el suelo, ni Carlos López que disparo alto en buena posición, pudieron batir al meta del Toledo.

El primero que avisó en la segunda parte, fue Pliego, que disparó alto. Por parte local, Pituli hacía emplearse a fondo a Ernesto para despejar a córner un disparo raso. En el minuto 71 llegó la expulsión de Chele, que dejaba a los de Merino en inferioridad numérica. El contratiempo para los locales no fue tanto, porque el Calvo Sotelo dudó entre si poner una marcha más y sentenciar o si aguantar la salida del Toledo para matar a la contra. Paradójicamente, fueron los peores minutos de los mineros, que a base de imprecisiones dieron vida a su rival que empezó a creer en poder igualar la contienda.

Avisó Rubén Moreno en el 80 con un disparo que obligó a intervenir a Ernesto y sólo 2 minutos después llegaba el empate -que el colegiado atribuyó a Ernesto en propia puerta- tras un barullo en área pequeña. Ahora sí se marchó el Calvo Sotelo arriba en busca del segundo, que llegó a tres minutos del final por medio de Ribalta que fusiló a Olmedo por bajo para llevar el delirio a la grada azul. Mala reacción del portero del Toledo, que lanzó una patada descarada al goleador cuando se disponía a celebrar el tanto.

Cuando parecía que sería el definitivo y que la marea azul podría celebrar el ascenso, a la vista de los resultados de los otros dos partidos, llegó otra jugada polémica del partido en la que el colegiado pitaba un penalti que sólo el vio. En la grada, los aficionados del Toledo ni protestaron e incluso no sabían al principio qué había pitado. El lanzamiento de Rubén Moreno cerró el empate a dos definitivo y deja las puertas abiertas a los azules para que en el próximo partido de casa ante Marchamalo, se pueda certificar el ascenso. Motivación no le va a hacer falta a lo mineros, que le tienen ganas deportivas a su rival tras caer derrotados en el partido de la segunda jornada.

Comentar

Comparte este artículo

Artículos Relacionadosarrow_right_alt

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  Acepto la política de privacidad


Responsable: José Vicente Salinas Monedero. Finalidad: Que puedas ralizar un comentario en el artículo. Legitimación: Consentimiento del interesado. Almacenamiento: En nuestro proveedor de servicio ubicado dentro del territorio de la UE. Derechos: En cualquier momento puedes solicitar que modifiquemos o eliminemos tus datos.