Anagrama de DDM Menú
Buscar
perm_identityJose Vicente Salinas
  

El Alarcos quiere volver a sonreír

Volver a sonreír.
La cita será el sábado desde las 19:30 horas en Zarautz. El equipo viaja el mismo día desde las 9 de la mañana, comerá en Burgos y llegará a tierras vascas con tiempo de sobra para afrontar el choque con garantías.
JORGE UREÑA

Viaje largo el que tiene el Alarcos para visitar al penúltimo clasificado de la tabla. Pero no hay ni pereza por el viaje, ni excesos de confianzas por la situación del rival. Al contrario, las tropas alarquistas están deseosas de subirse en El Guerrero, viajar, jugar y volverse con los dos puntos de Zarautz y con la sonrisa en la cara. Es necesario.

Lo decía Juan Lumbreras en la rueda de prensa de la previa, celebrada en Cocin-Arte (patrocinador que se encarga de alimentar bien a la familia alarquista): «hay que empezar a ganar fuera».

Y, que nadie se engañe, no será fácil. A pesar de que el Amenabar llega a este encuentro instalado en la penúltima posición de la clasificación, están vendiendo muy caras sus derrotas y mucho más ante su afición. Los nueve puntos que tiene en su casillero (por 17 de los ciudadrealeños) no deben servir para afrontar el choque con un exceso de confianza. Lo decía Lumbreras hablando del rival: «es un equipo aguerrido, juegan juntos y saben a lo que juegan con gente que lleva mucho tiempo en la categoría y en los minutos decisivos saben que tienen que jugársela. Además, contra ellos siempre han sido partidos muy difíciles, es un equipo que pelea todos los balones, aunque estén abajo siempre luchan en todos los partidos y eso nos hace ver que la liga es muy complicada».

Pero el pivote, con el subidón de moral que da el haber vuelto a las pistas con su equipo la semana pasada después de meses de lesión, confía en el grupo, en el trabajo diario y en ganar en tierras vascas para recuperar la sonrisa del equipo y su afición. También hablaba de la peligrosidad del Amenábar Pedro Martínez. El director deportivo reconocía las dificultades que tiene ganar en Zarautz pero se centraba en mandar un mensaje positivo, de tranquilidad e ilusión. Exactamente el mismo mensaje que mandó a la plantilla a inicios de semana cuando se reunió con ellos. Hay plena confianza en la plantilla y en el trabajo diario. Ahora solo hay que seguir mirando partido a partido para retomar la senda de las victorias.

«Hay que seguir trabajando y tener confianza en la plantilla -decía- en mayo valoraremos la temporada, pero hay que tener fe y confianza porque tenemos una plantilla brutal».

Una plantilla brutal que quiere volver a ganar y a sonreír después de un comienzo de segunda vuelta irregular que le ha dejado en tierra de nadie, en una zona de la tabla que no es la deseada, pero que aún tiene tiempo más que de sobra para volver a mirar hacia arriba, eso sí, desde el partido a partido, filosofía del club que no suele fallar.

Comentar

Comparte este artículo

Artículos Relacionadosarrow_right_alt

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  Acepto la política de privacidad


Responsable: José Vicente Salinas Monedero. Finalidad: Que puedas ralizar un comentario en el artículo. Legitimación: Consentimiento del interesado. Almacenamiento: En nuestro proveedor de servicio ubicado dentro del territorio de la UE. Derechos: En cualquier momento puedes solicitar que modifiquemos o eliminemos tus datos.